mcrblg-header-image

search

¿Cómo cuidar su salud?


Es un error entender que la salud es, en última instancia, la ausencia de enfermedades. Hay una diferencia entre sentirse bien y estar saludables. Esto último implica una multiplicidad de factores, como el bienestar físico propiamente dicho, sumado al bienestar psicológico y emocional. Por suerte, todos podemos hacer algo para mejorar nuestra calidad de vida al cuidar nuestra salud, y eso solo se consigue abordando el tema desde sus tres ángulos principales.

A continuación repasaremos algunos pequeños consejos que todos podemos aplicar, sin importar la edad o posibilidades de tiempo o económicas. Con ellos podremos llevar una vida mejor y más feliz.

En primer lugar, para llevar una vida sana es necesario dejar de lado los malos hábitos, por ejemplo, el consumo de tabaco. No solo es algo sumamente nocivo para la salud, y causante de toda clase de enfermedades, como problemas cardíacos y cáncer, sino que incorporan a nuestro organismo una enorme cantidad de sustancias nocivas que, al ser retiradas, mejoran casi de inmediato nuestra salud. De modo que al abandonar el cigarrillo ya estaremos dando un paso gigantesco para mejorar nuestra calidad de vida.

Otro buen consejo para cuidar la salud es incorporar a nuestra dieta frutas y verduras. Son los alimentos más sanos que podemos consumir y nos aportan una ración de nutrientes, minerales y vitaminas que sencillamente no conseguiríamos en otro lado. Al incorporar un mínimo de dos porciones de vegetales o frutas al día obtendremos un valor agregado a nuestra dieta, un peso corporal más estable, y una mejora notable en nuestro aparato inmunológico.

La alimentación y la salud van de la mano, por eso es importante cuidar qué comemos, cuánto y dónde. Reducir la comida chatarra es un excelente primer paso. Aquí hablamos de alimentos ricos en sal como las frituras, las grasas saturadas, las harinas y toda clase de alimentos procesados. Al eliminar o por lo menos reducir a la mitad su consumo bajamos el riesgo de contraer afecciones cardiovasculares. Por otro lado, una buena alimentación nos ayuda a mantener un peso óptimo.

Ahora bien, la salud no solo incluye lo que comemos sino también las bebidas que consumimos. Sustituir las gaseosas, los jugos y las bebidas alcohólicas por agua, al menos hasta llegar a la mitad del líquido que ingerimos diariamente, es algo que nos permite hidratar y purificar nuestro organismo, con beneficios que van desde lo exterior, es decir, nuestra piel y cabello, a lo interior, eliminando toxinas y aceitando el correcto funcionamiento de nuestros órganos.

Nuestro actual estilo de vida parece excluir el descanso, pero lo cierto es que para cuidar tu salud es importante cubrir las horas necesarias de sueño. Debemos reformular nuestra concepción acerca del buen dormir y no verlo como una pérdida de tiempo sino más bien como una inversión para nuestra salud. Al descansar correctamente nuestro cuerpo recupera energías, mejora el metabolismo y asimila mucho mejor lo que comemos. Esto se traduce en un mejor funcionamiento del organismo pero también de nuestro cerebro. Dormir al menos siete horas por día nos permite hacer algo con un impacto concreto sobre nuestra salud a nivel integral.

Nuestro último consejo para cuidar tu salud tiene que ver, claro, con la actividad física. Practicar deporte al menos tres veces por semana, con un piso de media hora por día, tiene un tremendo efecto sobre tu peso corporal, tus órganos, músculos y huesos. Y no solo eso, al ponernos en movimiento de manera continuada nuestro cuerpo empieza a liberar endorfinas, lo cual nos ayuda a combatir el estrés y lucir más jóvenes y vitales. Con estos sencillos pilares es posible cuidar tu salud y, sobre todo, estar realmente saludable.

close
search
Comentarios recientes
    Archivos
    avatar

    Hi, guest!

    settings

    menu