mcrblg-header-image

search

Consejos a tener en cuenta cuando llevas un bebé en un fular


Si eres una futura mamá o una mamá primeriza, probablemente hayas escuchado sobre el uso del fular una o dos veces (o docenas de veces). Son muchos los beneficios de llevar a un recién nacido de esta manera, es reconfortante para ellos, ayuda a reducir el llanto y puede mantenerlo cerca sin dejar de moverse.

Se puede notar un aumento considerable en el número de madres que usan este accesorio día a día en las calles de la ciudad. Muchos de ellos adquiridos a través de proveedores como Koalita que se dedican exclusivamente a la venta de esta clase de productos en todos sus modelos y colores. Si eliges usar un fular para transportar a tu pequeño, aquí te mostramos cómo mantenerlo seguro en todo momento.

Asegúrate que sea adecuado y mira varios antes de comprar

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de asfixia al usar un fular. Si tu bebe es menor de 4 meses, es prematuro, tuvo peso bajo al nacer o tiene algún resfriado o problema respiratorio te recomendamos que consultes a tu pediatra de confianza antes de usarlo.

Una vez que estás segura que es adecuado para tu bebe, antes de comprarlo prueba varios para ver cual es el mejor para ti y para el recién nacido. Una forma de averiguar si podría adaptarse a tus necesidades es ponerse en contacto con algún grupo o con alguna mamá que ya lo haya usado y que te cuente su experiencia. Si logras hacer contacto con un grupo de ayuda, cada una podrá darte su punto de vista, tal vez algunas usaron mochilas ergonómicas (más info aquí) y otras un modelo de cabestrillo.

También puedes visitar las tiendas que venden las marcas que estás considerando y una vez que hayas reducido tus opciones, confirma que la edad, la altura y el peso de tu bebé cumplan con las pautas del producto.

La primera vez siempre toma asiento

Un fular tiene mucha tela y colocárselo puede tener su curva de aprendizaje, así que practica muchas veces antes de que empieces a usar a tu bebe. Cuando es la primera vez, es importante que intentes hacerlo desde un lugar seguro y con ayuda.

Algunas madres recomiendan hacerlo sentadas en un piso de alfombra. Primero practica envolver el fular alrededor de tu cuerpo y ajustar la tela. Luego, agrega es sustituto del bebé, puede ser útil usar un oso de peluche, una muñeca o una bolsa de harina para agregar algo de peso al ejercicio. Asegúrate de tener a alguien allí que pueda ayudarte en caso de que necesites un par de manos extra. Pero esfuérzate por hacerlo por tu cuenta también, ya que habrá ocasiones en las que tendrás que meter y sacar a tu bebé del fular tú misma. Una vez que lo domines, puedes intentarlo con tu bebe.

Sé prudente con el clima

Durante el invierno, puedes colocar a tu bebé en el fular y usar un abrigo amplio sobre ambos. Intenta usar la campera de tu pareja, un abrigo de maternidad, de bebé, o una funda para portabebés. Si usas un abrigo, ciérralo solo parcialmente para que aún puedas ver la cara de tu bebe. Nunca cubra su cabeza con una manta. No importa lo delgada que sea, eso puede causarle dificultades para respirar.

En climas cálidos, se recomienda usar un fular que tenga tela transpirable, viste a tu bebé y a ti misma con ropa ligera y aireada, permanece a la sombra tanto como sea posible y mantén a tu bebe y a ti bien hidratados.

close
search
Comentarios recientes
    Archivos
    avatar

    Hi, guest!

    settings

    menu