mcrblg-header-image

search

Decoración y vivienda: El hábitat puede cambiar tu estado de ánimo


La mayoría de las personas no somos conscientes que el medio físico y los objetos que nos rodean tienen una influencia muy importante en nuestro estado de ánimo. Por ese motivo, es muy importante decorar con cuidado los lugares en donde habitamos y trabajamos. Cada decisión sobre los muebles, los colores de las paredes, los textiles y la iluminación, entre otros puntos de decoración y ambientación, va a tener una importancia esencial para luego sentirse realmente cómodos en el espacio en el que deseamos estar.

Naturalmente, antes de cualquier decisión sobre decoración, resulta indispensable elegir una vivienda para alquilar o comprar. En esta parte de la historia intervienen las inmobiliarias como agentes intermediarios entre dos clientes, uno que busca y otro que ofrece. Por ejemplo, en Izrastzoff (https://www.ibr.com.ar/), una inmobiliaria con mucho prestigio, experiencia y profesionalidad, se especializan en actuar como intermediarios en diferentes operaciones inmobiliarias como ventas, compras, tasaciones y relocación de expatriados, entre otros servicios.

Una vez que se tiene la vivienda, en el caso de una mudanza, llega el momento de pensar con cuidado, cuáles son los muebles que se van a incorporar, qué tipo de iluminación se va a instalar y qué colores se van a usar. Obviamente, no es necesario comprar todo nuevo, solo es necesario combinar y cambiar algunas cosas.

Iluminación

Es uno de los elementos que más influencia tiene sobre el estado de ánimo. Aunque la luz natural es la que ofrece más bienestar y hay que tener en cuenta este factor cuando se alquila o compra una vivienda, existen artefactos eléctricos y lámparas que ayudan a crear el ambiente más adecuado para cada espacio.

Colores

Los expertos recomiendan diferentes colores en cada habitación, según las actividades que se realizan en cada una de ellas, el tamaño y si hay o no luz natural. Mientras el rojo es estimulante (se dice que estimula el apetito, por eso se usa en cocinas y comedores), el naranja da pie a conversaciones y hace que las personas se sientan más felices y activas.

Por otro lado, el amarillo le ofrece frescura y animación a cualquier tipo de habitación, pero más especialmente a los comedores, salas de juego y cocinas. Se considera que el verde ofrece bienestar personal e incita a la renovación. El azul es muy relajante y da más amplitud a los ambientes. Por último, el blanco brinda sensación de pureza, limpieza y energía.

Se cree que el desorden causa inquietud y que los aromas y olores de cada habitación tienen mucha influencia en nuestro estado de ánimo. Hoy en día, existen en el mercado casas especialistas en aromas para los ambientes que ofrecen diferentes métodos para limpiar y aromatizar viviendas y comercios.

La ubicación de la vivienda también es crucial. Por ese motivo, los que sueñan con vivir en un área diferente en Buenos Aires, pueden explorar Nordelta(click aqui), que hoy es un emprendimiento inmobiliario en Tigre que brinda la posibilidad de comprar o alquilar en una zona urbanística muy organizada y con todos los servicios para vivir una vida confortable.

 

close
search
Comentarios recientes
    Archivos
    avatar

    Hi, guest!

    settings

    menu