mcrblg-header-image

search

Guía de ejercicios en Buenos Aires


Buenos Aires es, sin dudas, una de las ciudades más amigables con el deporte, tanto individual como grupal. No solo posee plazas, parques y amplios espacios verdes para desarrollar cualquier tipo de ejercicio al aire libre, sino incluso sitios específicos donde es posible practicar toda clase de disciplinas, algunas de las cuales realmente han ganado mucha popularidad en los últimos años.

Desde siempre, la meca del ejercicio individual en nuestra ciudad ha sido la zona de los bosques de Palermo. Allí no solo se practica el running, de enorme aceptación en los últimos años, sino bicicleta, rollerblade, skate, y muchas otras disciplinas de menor popularidad pero igualmente importantes.

A esta zona típica de nuestra ciudad hay que sumarle cada plaza y parque de Buenos Aires, donde más y más personas se vuelcan durante la tarde, o bien temprano a la mañana, para desarrollar actividad física antes o después de la jornada laboral.

Las futuras mamás también tienen un amplio abanico de posibilidades para practicar ejercicio en la ciudad. De hecho, existen opciones excelentes de gimnasia para embarazadas, ya sea de forma gratuita en algún parque público como en manos de profesionales con gran trayectoria en este rubro cada vez más aceptado. A este tipo de gimnasia podemos sumar clases abiertas, libres y gratuitas de yoga, por ejemplo, que también han conseguido una buena cifra de fieles devotas.

El hecho de salir a correr, o incluso caminar, puede parecer simple. Sin embargo, no lo es, a pesar de que sea una decisión capaz de marcar una clara diferencia en nuestra salud física, mental y emocional, liberando endorfinas que mejoran el humor y, en simultáneo, obteniendo enormes beneficios en el aparato cardiorespiratorio y circulatorio. También la ciudad debe colaborar para que sus ciudadanos no tengan excusas ni reparos en lanzarse a la actividad física. Por suerte, los porteños parecen haber tomado nota de esto, transformando este sencillo hábito en un verdadero estilo de vida donde la competencia solo se establece con uno mismo.

mujerembMejorar tiempos, alcanzar un mayor recorrido, suelen ser los objetivos que mueven a cientos de personas apasionadas por el running a practicar este deporte adictivo. Lo mismo podemos decir de quienes se vuelcan a la bicicleta como medio para practicar ejercicio de mediano impacto. Más allá de las bicisendas que circulan por la ciudad, muchas plazas funcionan como circuitos improvisados para quemar algunas calorías.

La ciudad también ha instalado en muchos parques distintos aparatos para realizar rutinas de entrenamiento gratuito y al aire libre. Esto ha captado el interés de muchas personas. De hecho, existen pequeños grupos que se reúnen para seguir distintas rutinas de trabajo, casi siempre antes o después de realizar una caminata, en los cuales se incluye una buena cantidad de adultos mayores debido a que se trata de un tipo de ejercicio de bajo impacto que casi todo el mundo puede practicar sin correr riesgo. Además de ser un elemento integrador para muchas personas que, por razones económicas, no pueden acceder a un gimnasio; logra también que nuestros adultos mayores, a quienes tradicionalmente se los excluía de la gimnasia, puedan volver a participar de un estilo de vida activo y saludable.

Existen también profesionales de las artes marciales, pilates y yoga, como citamos anteriormente, que desarrollan sus clases públicas en los espacios verdes, a menudo haciendo participar a quien lo desee para probar sus beneficios.

Como vemos, ya no es necesario establecer una rutina propia en total soledad, o bien asistido por un personal trainer. Las plazas y parques son un bien público que debemos aprovechar en todo sentido. Nuestros queridos abuelos, los niños y las mujeres embarazadas también se han sumado a esta movida que promueve la salud y la actividad física, no importa en qué forma o dónde. Nadie debe quedarse afuera.

La variedad y recursos que ofrece nuestra ciudad es notable en todo sentido. Realmente no hay excusas para quedarse en casa amparándose en la falta de dinero o de recursos para practicar deporte. Antes o después de ir al trabajo, a la universidad, o aún aprovechando las horas libres cuando los chicos van al colegio, Buenos Aires se puebla de personas que desean mejorar su calidad de vida.

close
search
Comentarios recientes
    Archivos
    avatar

    Hi, guest!

    settings

    menu