mcrblg-header-image

search

La importancia de la seguridad y la higiene en los quirófanos


La higiene hospitalaria es un aspecto crucial con el propósito de evitar infecciones y otras complicaciones de salud en personas internadas en los nosocomios. Cuestiones como la temperatura ambiente en los quirófanos o la esterilización de las prendas que utilizan profesionales y enfermos se convierten en una barrera contra las bacterias. Infórmate más sobre esta cuestión a lo largo de este artículo.

Las infecciones intrahospitalarias favorecen el recrudecimiento de diferentes patologías y pueden complicar peligrosamente cuadros que evolucionaban de manera favorable. Es por eso que los centros de salud dedican muchos esfuerzos con el propósito de evitar la proliferación de bacterias en todos los sectores hospitalarios, pero más aún en los quirófanos. Es imprescindible atender cuestiones como la esterilización de las prendas, para lo cual se emplean métodos como el vapor saturado.

En el sitio especializado www.ellucero.com.ar explican que este tipo de técnicas de esterilización consiguen eliminar y dejar inactivos a todos los microorganismos que podrían llegar a reproducirse.   Sin embargo, el tema de la ropa quirúrgica es solamente una de las facetas a tener en cuenta en la seguridad e higiene hospitalarias. Otra cuestión trascendental, sobretodo en los quirófanos, es el mantenimiento de la temperatura ambiente adecuada.

Los expertos recomiendan preservar una temperatura en torno a los 21 grados centígrados y con una humedad del 50%. Estas condiciones permitirían eludir el crecimiento bacteriano en el interior de las salas de operación, algo que sería realmente muy grave debido a la exposición a la cual se someten los pacientes que son intervenidos.

Por otro lado, los profesionales que ingresen al quirófano deben cumplir con todas las medidas de higiene personal. Las mismas incluyen el uso de la bata o pijama tradicional, la cobertura de los pies con botas de tela, de la cabeza con un gorro y de las manos con guantes. Además, deben utilizar mascarilla y lavarse las manos con sustancias antisépticas. Siempre se aconseja el ingreso de la mínima cantidad de personas en el quirófano, junto a la reducción de los desplazamientos en el interior de la sala.

Volviendo a la cuestión de la esterilizacion de ropa quirúrgica, siempre es vital que esta clase de indumentaria se mantenga impermeable a la humedad, ya que los tejidos mojados pueden transmitir bacterias y romper el efecto barrera que se busca con la esterilización. Para lograrlo se somete a las prendas a un tratamiento impermeabilizante, aunque en algunos hospitales se opta por las piezas descartables confeccionadas con fibra de celulosa.

Muchos materiales son igualmente de un único uso en todos los casos, como los gorros, guantes y mascarillas. Es importante recordar algunos detalles de los mismos. Por ejemplo, los gorros deben colocarse de manera precisa para que cubran la totalidad de la cabeza, evitando la caída de cabellos o caspa.

Los guantes son esenciales para proteger a los profesionales de los fluidos corporales de los  pacientes, como así también para preservar a las personas intervenidas de las bacterias y microorganismos que puedan existir en las manos de médicos, instrumentistas y enfermeros. Las mascarillas evitan la contaminación del ambiente al momento de hablar o toser.

Para finalizar este breve resumen debemos decir que el proceso de lavado de manos también debe cumplir un protocolo específico. Se recomienda hacerlos dos o tres veces por el transcurso de entre 3 y 5 minutos. El propósito de la reiteración es eliminar los residuos de jabón contaminado. El lavado se debe realizar con clorhexidina, povidona yodada o preparados alcohólicos.

Siempre se aconseja enfatizar la limpieza de los pliegues de piel en manos y antebrazos, además de hacerlo en uñas y dedos. Las joyas y accesorios no pueden utilizarse en el quirófano.

close
search
Comentarios recientes
    Archivos
    avatar

    Hi, guest!

    settings

    menu