mcrblg-header-image

search

Pescado crudo: Los beneficios de su ingesta y cómo minimizar los riesgos


Son muchos los que alertan sobre los riesgos que implica comer pesado crudo, máxime frente a la gran popularidad que tiene en la actualidad el sushi en Occidente. En esta nota es posible repasar algunas de las consideraciones al respecto. Un estudio divulgado por el British Medical Journal Case Reports, asegura que las infecciones por ingesta de parásitos se multiplicó junto con la popularidad que ganó el pescado crudo en las últimas décadas.

Ahora bien, tal como nos explican desde Unaghi, un restaurante de sushi con varios locales en Buenos Aires, comer pescado crudo también tiene un importante número de beneficios, comenzando por el hecho de que, de tal modo, no aparecen los contaminantes que se forman cuando esta carne se consume a la parrilla o frita. En este orden, es preciso considerar que cuando el pescado es cocido a temperaturas muy elevadas puede contener variables de aminas heterocíclicas, cuyo elevando consumo es asociado con riesgos para la salud humana.

Por otra parte, el pescado crudo “sale ganando” cuando se lo compara con la ingesta de pescado frito, pues con tal cocción se reducen los ácidos grasos Omega 3 presentes en el pescado, y absolutamente aprovechados cuando se lo come sin haber sido sometido a una fritura. En este orden, se comprende que la calidad nutricional del pescado puede verse afectada cuando esta carne se cocina.

Por supuesto que es preciso tener en cuenta ciertos recaudos al momento de comer pescado crudo. El consejo de los expertos chefs del mencionado restaurante de sushi en Buenos Aires (puedes hacer clic aquí para conocer más sobre ellos) es tener en cuenta los siguientes ítems para reducir los riesgos que podría implicar la ingesta de pescado sin cocción alguna.

– Lo primero que hay que hacer es realizar una inspección visual. El aspecto y el color del pescado son indicadores inequívocos de su estado. Aunque esta inspección no es suficiente per se.

– Cuando el pescado fue congelado durante una semana a 20 grados bajo cero, pues podemos confiar, ya que de esta forma se matan los parásitos presentes en esta carne. Obviamente, esta es una estrategia que podemos emprender en casa, y no sabemos sí fue realizado en un restaurante.

– En un restaurante, elegir los locales en los cuales vemos movimiento. Esto siempre se traduce en productos frescos.

– A la hora de comprar pescado, siempre hay que escoger los que están correctamente refrigerados. Se valora que esté exhibido bajo una cubierta de hielo.

– El olfato también es tu aliado. A pesar de que a muchas personas les molesta que se huela la comida, este es un efectivo método para comprobar la frescura de los alimentos. Descarta cualquier tipo de pescado con olor fuerte o ácido.

– El pescado crudo nunca debe estar más de dos horas fuera del refrigerador, pues las bacterias se multiplicarán a temperatura ambiente.

– Por último, siempre elige vendedores confiables. En los restaurantes de sushi debes privilegiar aquellos que tienen cocina a la vista de los comensales, sin nada que ocultar.

close
search
Comentarios recientes
    Archivos
    avatar

    Hi, guest!

    settings

    menu