mcrblg-header-image

search

¿Qué hay que tener en cuenta cuando se elige capacitarse en salud?


Si hablamos de capacitación, la salud es uno de los sectores más rigurosos y dinámicos que existen. No solo es imprescindible mantener un alto nivel de actualización dentro de cada especialidad, sino que esta tarea está lejos de darle un valor agregado al profesional, conformando en última instancia un requisito indispensable para su correcto desarrollo y posicionamiento frente a sus colegas y superiores.

Ahora bien, dicho esto sobre el carácter esencial de la capacitación dentro de la salud, conviene preguntarnos qué cosas hay que tener en cuenta antes de incorporar nuevos conocimientos. En primer lugar, por supuesto, deberemos evaluar los canales académicos tradicionales, sobre los cuales mucho se ha dicho. Sin embargo, también es oportuno investigar las nuevas modalidades que van apareciendo, herramientas y sitios donde estudiar medicina puede ser visto desde una metodología diferente, sobre todo cuando hablamos de capacitación, no de formación, lo cual exige, y lo seguirá haciendo en el futuro, cumplir con las estructuras educativas vigentes para cada región.

No es infrecuente que el estudiante de medicina, y aún el joven profesional acreditado, consideren la necesidad de capacitarse en todas novedades y tratamientos de vanguardia que comprenden su especialidad en particular. Si bien esto es un rasgo deseable en un médico, y por tal caso en cualquier otro profesional de la salud, a menudo ese afán por actualizarse nos desvía de los canales más apropiados.

Pero el verdadero requisito indispensable para capacitarse en el ámbito de la salud es la voluntad, la tenacidad, el afán de superación, y por supuesto, los profesionales docentes que mejor sepan llevar adelante la dura tarea de forjar nuevos médicos. En este sentido, estudiar medicina es algo más que una elección de carrera, es un cambio en el estilo de vida que acompañará al profesional durante las 24 horas del día y los 365 días del año.

estudiante medicina2

En estos términos, la capacitación no puede ser otra que la académica, es decir, los estudios universitarios correspondientes, residencia, postgrado; y la consabida cadena de responsabilidades que eso conlleva. Sin embargo, la capacitación de un médico nunca termina por completo; por el contrario, aumenta en proporción directa a los nuevos descubrimientos, tratamientos y obsolescencia aparatológica.

Por esta razón es tan importante que el profesional médico, y aún aquellos que están cursando la carrera de medicina, empiecen a incorporar las herramientas que la tecnología actual pone a nuestra disposición. Me refiero en este punto a la posibilidad de acceder a contenido exclusivo de otras universidades, papers,cursos de medicina en línea, y un variado abanico de opciones que se nos presentan y que como profesionales responsables no podemos dejar pasar por alto.

Desde luego que, en cualquier caso, se deberán evitar los sitios de ética cuestionable, así como cursos de capacitación que no cuenten con los avales correspondientes en términos de prestigio académico. Esto es realmente sencillo de verificar, y supone una parte importante del rastreo de nuevas variantes para incorporar conocimientos.

Desde que la medicina abandonó los viejos módulos de estudio en favor de un tipo de aprendizaje más dinámico, orgánico, que contempla las necesidades del estudiante sin descuidar sus enormes obligaciones a la hora de ejercer la profesión, las nuevas alternativas han ido creciendo de forma exponencial, a veces con desaciertos, es verdad, pero también con increíbles saltos cualitativos en todo lo que refiere a la docencia, capacitación y actualización en especialidades con amplio volumen de estudiantes.

close
search
Comentarios recientes
    Archivos
    avatar

    Hi, guest!

    settings

    menu